Queremos mejorar la vida de los perros.

En este pequeño gran espacio llamado Mo Anam Cara , queremos mejorar la vida de los perros.
Aunque sea haciendo algo pequeño, cómo ofrecer masticación de calidad, nuestro foco siempre está puesto en ese objetivo.

Ayudar a las familias multi especie a qué aprendan a elegir los masticables, empoderar a las personas a experimentar, a ser parte pro activa de este proceso y acompañar en este camino, nos pone una sonrisa en la cara.
Recibir mensajes en los que nos contáis este proceso, las cosas buenas, las malas, las curiosidades y los estropicios… Todo esto nos motiva para continuar.

Nosotras creemos que el proceso de aprendizaje es global y holístico; los perros prueban y se equivocan para aprender a tomar mejores decisiones. Las personas también.

Observar, experimentar, cuestionar… Y construir un criterio propio para elegir mejor. Ese es el proceso por el que todas transitamos.
No tengas miedo de no saber, ¡aprendamos juntas!

Si necesitas nuestra ayuda, aquí estamos ☺️

📸 @mariadiezraw

Mo Anam Cara. Queremos mejorar la vida de los perros. Mo Anam Cara significa "Mi Amigo del Alma". Masticables y snacks naturales deshidratados de la más alta calidad para perros.
Suscríbete a nuestro blog:

Aquí publicaremos sobre Masticación y Mantrailing: novedades, stocks en oferta y formaciones.

Únete a otros 4 suscriptores

Post anteriores:

Novedades:

Carrito de compra

Descubre más desde Mo Anam Cara Store

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Información importante sobre la masticación.

Las piezas de masticación son partes de carne y/u otros tejidos de diferentes animales, deshidratadas durante más o menos tiempo, dependiendo de la textura final deseada.

La masticación catalogada como "tierna", implica de forma automática, que los productos han sido deshidratados durante menos tiempo, por lo que su fecha optima máxima de consumo es más corta que la de la masticación estándar. Los productos tiernos, son tejidos más "vivos".

Te recomendamos que conserves la masticación en envases de vidrio herméticos y en nevera o en un lugar especialmente fresco y seco. La temperatura degrada los tejidos tiernos más rápidamente y los envases que no cierran bien atraen diferentes tipos de insectos.